Noticias

Irlanda destina 4 millones de euros para contratar veterinarios por el Brexit

14/03/2019
ShareShareShareShare

CLICK PARA IR A DIARIO VETERINARIO

El nuevo rechazo al Brexit negociado por Theresa May, primera ministra británica, apunta a que el Reino Unido abandonará la Unión Europea sin llegar a un acuerdo. Este escenario provocaría que Reino Unido pasase a ser considerado un país tercero el próximo 30 de marzo por la UE con todas las consecuencias que ello conlleva.

Uno de los principales problemas ocurrirá en las fronteras, donde se produciría un aumento de los controles fronterizos. Por ello, el gobierno irlandés destinará 4 millones de euros para contratar veterinarios para llevar a cabo inspecciones de animales en caso de un Brexit sin acuerdo. Esta previsión se debe a que la República de Irlanda será la única frontera terrestre de la UE con Reino Unido.


"Podríamos ver un aumento en la demanda de controles fronterizos en animales y productos animales", explica Aurelie Moralis, presidenta de la sucursal de Irlanda del Norte de la Asociación Veterinaria Británica, en declaraciones recogidas por la BBC.

Unos controles que la UE lleva a rajatabla, ya que “después de una serie de incidentes, como la fiebre aftosa y el escándalo de carne de caballo, la UE se ha mostrado cautelosa con los productos que llegan a Europa”, señala Katy Hayward, experta en estudios fronterizos de Queen's University Belfast.

Los alimentos procedentes de animales y los animales vivos son una parte muy importante del comercio transfronterizo irlandés. En 2017 representó el 33% de todas las exportaciones de Irlanda del Norte a la República de Irlanda.

A pesar de estar cerca la fecha de la salida de la UE, el escenario es bastante incierto, “es una situación completamente nueva", indican Viviane Gravey, copresidente de Brexit y Environment Network, un grupo de investigadores independientes y especialistas en políticas en Irlanda del Norte.

Si bien, Gravey apunta a dos posibles opciones, por un lado, que "la UE comience haciendo la vista gorda a lo que suceda en Irlanda del Norte y luego ir incorporando gradualmente algunos de los requisitos de inspección”, y la otra posibilidad que plantea es “detener el comercio de alimentos y animales entre los dos países hasta que el Reino Unido se registre en la UE como un tercer país de origen seguro y se establezcan puestos de inspección fronterizos adicionales”. Pero esto tendría grandes consecuencias económicas para los agricultores y otros productores.

Por otra parte, a pesar de los esfuerzos por contratar veterinarios es posible que no haya suficientes veterinarios disponibles para llevar a cabo futuras inspecciones, desde la Asociación Veterinaria Británica (BVA, por sus siglas en inglés) aseguran que "un escenario sin acuerdo podría plantear enormes problemas para una fuerza laboral que ya está limitada debido a la demanda de veterinarios tanto al norte como al sur de la frontera".

Publicaciones

Suscripción boletines

Asociación Española de Historia de la Veterinaria.

Contacto

C/ Maestro Ripoll, 8
28006 Madrid
secretariaaehv@gmail.com

Compártelo en...

ShareShareShareShareShareShare

Desing:factorcreativo.com