Noticias

Reivindican la labor del perito veterinario como asesor de la justicia

06/06/2018 Animal`s Health
ShareShareShareShare

CLICK PARA IR ANIMAL`S HEALTH

El perito veterinario juega un papel decisivo a la hora de decantar un proceso judicial, ya que “el veterinario participa con la administración de justicia asesorando y ayudando a jueces y letrados en la determinación de un evento que se ha producido en el ámbito veterinario y que el juez tendrá que decidir. Se encarga de aclarar y definir las dudas que surjan durante el desarrollo del procedimiento judicial”, informa Alfredo Fernández, doctor en Veterinaria y perito del Consejo General de Colegios Veterinarios, en declaraciones a Animal’s Health.


Un ejemplo de la labor del perito sería cuando “un veterinario comete un error durante una cirugía equina, fallece el animal, y el propietario del caballo tiene el derecho de poder demandarlo. En este momento entra la figura del perito, que analiza desde el punto de vista forense toda la participación del veterinario y emitirá unas conclusiones”. Esas conclusiones suponen una ayuda para el juez que, en este caso, desconoce la patología equina.


La peritación veterinaria se encuentra presente en muchos ámbitos, como pueden ser la responsabilidad profesional sanitaria, el área de cirugía de animales de compañía o los animales de producción y salud pública, entre otros. Entre los casos más frecuentes de intervención se encuentran los actos quirúrgicos, la actuación de un facultativo en procedimientos anestésicos y contaminaciones por alimentos, entre otros.


A pesar de actuar en determinadas áreas, como ya adelantó Animal’s Health, la figura del perito veterinario no existe en puestos públicos y es una situación que también denuncia el experto. “Parece un anacronismo que en el siglo XXI la administración pública no se haya dotado aún de veterinarios especialistas en el área forense que puedan actuar como peritos públicos”.


Por otro lado, considera que el colectivo veterinario debería avanzar más en la formación específica en esta área, “siendo uno de los países europeos con más Facultades de Veterinaria deberíamos estar a la vanguardia de la formación. Actualmente no existe ningún postgrado que te forme en este ámbito de carácter oficial”, añade.


Por ello, los Colegios Veterinarios de toda España organizan jornadas, en las que el Dr. Fernández es uno de sus principales ponentes, para “dotar de la información necesaria a los facultativos que quieran participar como peritos en las distintas áreas”.


A día de hoy, para ser perito “se necesita un aval autodidacta en todas las áreas forenses, una experiencia adecuada que te permita avalar tu actuación profesional futura y mantenerte actualizado continuamente”, explica el doctor, que remarca que, no obstante, “esto es difícil en nuestro país al no existir una formación reglada”.


EL TRABAJO DE CAMPO DEL PERITO VETERINARIO


La peritación es un proceso de investigación en el que el perito, para realizar su informe final, tiene que recurrir a diversas fuentes externas e internas. Entre las externas examina historiales, documentos, análisis, pruebas, etc, mientras que las fuentes internas son los elementos que recaban in situ según considere oportunos, como revisar al paciente si es posible, realizar una necropsia, tomar muestras, analizar el entorno y entrevistar a los profesionales, entre otras medidas. Con todo ello, podrá emitir una conclusión respecto al caso en cuestión.

Publicaciones

Suscripción boletines

Asociación Española de Historia de la Veterinaria.

Contacto

C/ Maestro Ripoll, 8
28006 Madrid
secretariaaehv@gmail.com

Compártelo en...

ShareShareShareShareShareShare

Desing:factorcreativo.com