Noticias

Rafael Bengoa, experto en Salud Pública: "A finales de enero estaremos peor que en marzo del año pasado"

15/01/2021 Nius Diario
ShareShareShareShare

El médico Rafael Bengoa.NIUS

CLICK PARA IR A NIUS DIARIO

 El exconsejero de Sanidad vasco y antiguo asesor de Obama cree que las navidades han sido un evento "supercontagiador" y que seguiremos viendo sus efectos en los próximos días: "Los infectados de hoy son los ingresados de mañana"

"Es un poco irritante saber que la ciencia se ha movido a la velocidad de la luz para descubrir una vacuna y que ahora no la estemos utilizando con todo su potencial", lamenta el médico sobre la lentitud en la vacunación

El temido 'efecto Navidad' ha provocado que los contagios se hayan descontrolado en gran parte del país, sumiéndonos de lleno en una tercera ola. Ahora, con los casos disparados y el proceso de vacunación en marcha, son muchas las voces que piden que se tomen medidas más severas. Y Rafael Bengoa es uno de ellos.
El exdirector de Sistemas de Salud de la OMS y antiguo asesor de Barack Obama cree que la única forma de atajar este aumento de los contagios pasa por un nuevo confinamiento domiciliario.

Pregunta: ¿Cómo valoras los últimos datos del Covid-19 en nuestro país?

Respuesta: Los datos no mienten y ya están indicando que tenemos que tomar decisiones más fuertes. Cuando ya todos los indicadores van a peor, es evidente que hay que tomar este tipo de decisiones. Las navidades han funcionado como un evento supercontagiador. Tenemos individuos supercontagiadores, pero también tenemos eventos supercontagiadores que hay que saber identificar, anticiparse a ellos y no permitirlos. Las fiestas navideñas han funcionado claramente como uno de éstos eventos y estamos viendo el impacto ahora.

P: ¿Tendría que aplicarse un nuevo confinamiento domiciliario?

R: Ahora hay que actuar sobre ese impacto y no estar haciendo terapia de grupo sobre lo mal que se ha hecho todo en la vida, sino simplemente actuar ahora. Y la actuación que se haría, y que ya se está haciendo, en otros países es un confinamiento domiciliario corto. Y por lo tanto un confinamiento de tres o cuatro semanas es probablemente donde acabaremos estando dentro de unas semanas.

P: ¿Llegamos tarde a ese nuevo confinamiento?

R: Sí, los números van a seguir subiendo. Los infectados de hoy son los ingresados de mañana y los que acaben en la UCI pasado mañana. Por lo tanto, al final del mes de enero vamos a ver una situación quizás peor que la de marzo. Pero como tenemos, por decirlo de alguna manera, un mejor control clínico sobre los pacientes podemos pensar que vamos a poder controlar esa parte de mortalidad. Así la mortalidad no será tan alta, pero la epidemiología nos está diciendo que los indicadores son igual de malos que en marzo.

"Tenemos que combatir la tercera ola a la vez que lanzamos el proceso de vacunación y eso lo hace más difícil"

P: ¿Qué se debió haber hecho en Navidades para evitar este desastre de contagios?

R: Muchos ya estamos diciendo que en noviembre había que haber estado confinados. Se tenía que haber permitido a las comunidades que así lo quisieran poder confinar domiciliaramente. Hay que recordar siempre a la población que sería un confinamiento más corto, de 3 a 4 semanas, para hacer bajar la incidencia acumulada a menos de 100 casos y tener así un proceso de vacunación mucho más tranquilo. Porque ahora tenemos que combatir esta tercera ola a la vez que lanzamos el proceso de vacunación y eso lo hace más difícil. Aún así yo prefiero siempre mirar hacia adelante y buscar soluciones. Y eso es lo que hay que hacer ahora porque si miramos hacia atrás ya es irremediable. Ahora lo que tenemos que hacer entre todos es lanzar una solución. Y creo que esa solución, la cual ya estamos viendo en países como Holanda, Australia o Nueva Zelanda, es un confinamiento mucho más severo.

P: ¿Cómo ves que cada comunidad tome sus propias medidas?

R: Creo que hay que ir preparando el terreno para que las comunidades puedan ir allí en función de sus puntos calientes, que aquellas que quieran puedan actuar más fuerte de lo que ya están haciendo. Por lo tanto hay que ir preparando la capacidad normativa nacional, en este caso el estado de alarma, para que se pueda hacer.

P: Entonces, ¿deberían generalizarse las restricciones?

R: Sí. Lo ideal sería generalizarlas y tener otra vez una actuación general como la que tuvimos en marzo o abril.

P: ¿Nos está relajando la vacunación?

R: Puede ser. Pero creo que, aunque no se hubiera descubierto la vacuna en diciembre, la idea de que había que salvar las navidades, sabiendo que iba a ser un evento supercontagiador, debería haberse evitado. Con vacuna o sin vacuna.

P: ¿Porqué crees que hay tantas diferencias en el ritmo de vacunación de cada comunidad?

R: Hay unas comunidades que sabían que iban a tener que vacunar y se pusieron a planificar la vacunación. En la Salud Pública solemos decir que una cosa es la vacuna y otra cosa es la vacunación. Es un poco irritante saber que la ciencia se ha movido a la velocidad de la luz para descubrir una vacuna y que ahora no la estemos utilizando con todo su potencial. Es por eso que el proceso de vacunación es igual de importante que el propio descubrimiento. Pero este proceso depende de los gobiernos, no depende de la ciencia. La ciencia ya ha hecho su parte.

Publicaciones

Suscripción boletines

Asociación Española de Historia de la Veterinaria.

Contacto

C/ Villanueva nº 11
28001 Madrid
secretariaaehv@gmail.com

Compártelo en...

ShareShareShareShareShareShare

Desing:factorcreativo.com