Noticias

Productores belgas han reducido el uso de medicamentos en cerdos de cebo

31/08/2016 COLVEMA
ShareShareShare

Esta noticia que se publicó en   PigProgress.net nos explica cómo es posible reducir hasta en un 52 % la utilización de antibióticos en producción de cerdos de cebo y hasta en un 36 % en reproductoras. Estas cifras son las que ofrece un estudio a gran escala llevado a cabo por la Facultad de Veterinaria de la Universidad de Gante (Bélgica) y que fue presentado en mayo pasado. El estudio fue coordinado por la veterinaria Merel Postma, que recibió el doctorado por su tesis “Antimicrobial usage in pig production; check, improve and reduce in Belgium and the EU”.

La tesis de la doctora Postma ha consistido en comparar el consumo de antibióticos en 227 granjas de Alemania, Bélgica, Francia y Suecia; las conclusiones mostraron que la porcicultura belga era la segunda en consumo de estas sustancias, por detrás de la alemana. Tras ellas, Francia y, a mucha distancia, Suecia.

El Center of Expertise on Antimicrobial Consumption and Resistance (Amcra), de Bélgica, ha puesto en marcha varias iniciativas para conseguir que los productores de porcino redujesen la cantidad de antibióticos utilizados en porcicultura. La formación de los productores es un pilar del proyecto Red AB, que cuenta con el apoyo financiero de varias organizaciones agrícolas.

Dentro de este proyecto se ha monitorizado el consumo de antibióticos en 61 granjas de Flandes. Se registraron el manejo y nivel de salud generales de las explotaciones y a partir de un primer estudio se organizó un plan específico para cada granja en coordinación con veterinarios y otros profesionales.

Nutrición, genética, equipamiento... aunque son muchas las mejoras que se han introducido para maximizar la producción de los animales hay algo prioritario que se debe tener en cuenta e incluir en todos los manejos: la higiene.

Las intervenciones que se diseñaron dentro de Red AB han hecho especial hincapié en reducir el consumo de antibióticos, poniendo énfasis en pasar de una utilización preventiva a otra curativa. Esto se combinaba con una mejora de la bioseguridad de la granja, un rediseño del plan vacunal y una mejora general del manejo.

La planificación de acciones se extendió durante ocho meses y se consiguió que el consumo de antibióticos entre el nacimiento y el matadero, para los cerdos de cebo, se desplomase un 52 %; en las madres también se produjo un descenso muy apreciable del 32 %. Además, la utilización de antibióticos críticos se redujo en un 80 %. Pero, ¿qué ocurrió con los niveles productivos? Al contrario de lo que se pudiese pensar, mejoraron: 1,1 lechones destetados más por cerda y año; 7,7 g/d más de crecimiento medio de los animales destinados al matadero; y una reducción de la mortalidad durante la fase de finalización de los cerdos del 0,6 %.

Una de las claves del éxito del proyecto fue la cooperación entre todos los profesionales implicados (ganaderos, productores, industriales…), facilitada por un coordinador neutral que les prestaba la asistencia que necesitaban.

Publicaciones

Suscripción boletines

Asociación Española de Historia de la Veterinaria.

Contacto

C/ Villanueva nº 11
28001 Madrid
secretariaaehv@gmail.com

Compártelo en...

ShareShareShareShareShareShare

Desing:factorcreativo.com