Noticias

Eva Tirado: "A los cuatro años de veterinaria rasa, me contrató el Gobierno de Inglaterra"

10/08/2020Reino Unido Diario de Córdoba
ShareShareShareShare

Eva Tirado posa en su casa en Reino Unido con la copa que la reconoce como mejor veterinaria del año.  CÓRDOBA

CLICK PARA IR A DIARIO DE CÓRDOBA

Eva Tirado es cordobesa, tiene 37 años y estudió Veterinaria en la prestigiosa Universidad de Córdoba. Le costó trabajo conseguir la nota de corte. Tres veces tuvo que hacer la Selectividad hasta que obtuvo la calificación suficiente que le dio el pasaporte para empezar los estudios con los que siempre había soñado. Desde que acabó la carrera, no ha dejado de trabajar. Una beca la llevó al Reino Unido hace diez años y ahora ocupa un alto cargo en el Gobierno de Inglaterra, que este año la ha reconocido como la Veterinaria del Año del Ministerio de Sanidad inglés.

-Es usted la primera Veterinaria del Año del Ministerio de Sanidad inglés, un reconocimiento de prestigio que el Gobierno británico ha recuperado después de muchos años. Debe ser todo un orgullo para usted.
-Se trata de un galardón muy importante que no se otorgaba desde hace quince años porque la Copa que ostenta la persona durante un año se había perdido y se recuperó en unas antiguas oficinas el año pasado. Al encontrarla, decidieron retomar el premio en forma de agradecimiento por la labor profesional prestada al Gobierno. Yo soy la primera en esta nueva etapa y estoy muy contenta. Me lo dieron en octubre del año pasado, pero debido a la pandemia voy a tenerla casi año y medio, hasta marzo del año que viene. Con todo lo ocurrido con el coronavirus, no se dio a conocer hasta julio en la revista de veterinaria más importante de Inglaterra, así que muchos colegas españoles se han enterado este verano.

-Usted siempre quiso ser veterinaria. ¿Le viene de familia la vocación?
-En cierto modo sí, Mi familia siempre se ha dedicado a la ganadería y mi padrino es veterinario y profesor de la facultad. Y yo, aunque no era una loca de los animales, desde muy pequeña tuve claro que quería dedicarme a esto. No fue fácil, me costó conseguir la nota para entrar en Veterinaria, pero me gustaba mucho la profesión por toda esa parte de medicina animal y más tarde, cuando hice la carrera, por la salud pública.

-¿Qué recuerdo tiene de su paso por la Universidad de Córdoba?
-Siempre digo que estudiar la carrera en la facultad de Veterinaria de la Universidad de Córdoba fue lo mejor que me puso pasar, la época universitaria fue una de las mejores de mi vida. No me fui fuera porque yo soy de Córdoba, pero la experiencia fue magnífica, pude aprender todos los palos de la veterinaria. Ahora que estoy más centrada en salud pública, echo de menos el contacto directo con los animales, pero durante la carrera saltabas de una cosa a otra todo el tiempo y la verdad es que lo disfruté muchísimo.

-¿En qué momento decidió que quería dar el salto a Inglaterra?
-El haber estudiado en casa me hizo tener esa cosa de salir a conocer mundo y aprender inglés, ahora me encantaría volver a Andalucía, pero entonces tenía la necesidad de explorar un poco otros países. Estuve estudiando oposiciones, pero con la crisis del 2008 cortaron la oferta de plazas así que decidí hacer un máster de Agroalimentación en la facultad de Veterinaria cuyas prácticas hice aquí en Inglaterra. Vine para seis meses y ya llevo diez años.

-¿Se enamoró del país o del trabajo que tenía allí?
-Me enamoré de las oportunidades para desarrollar la carrera profesional que te ofrece este país, las posibilidades de formación y de promoción que existen aquí, que son mucho mayores que en España, eso fue lo más atractivo.

-¿Cree que España desaprovecha el talento que se forma en sus universidades?
-Al final no se desaprovecha el talento porque hay otros países que sí lo aprovechan. Se dice que en España tenemos demasiados licenciados, pero es una lástima que tantas personas muy cualificadas tengan que salir de su país porque la Universidad española hace una gran labor a la hora de formar a los profesionales y a la vista está que hay gente trabajando por toda Europa con grandes puestos, pero en la oferta laboral en España es muy precaria y limitada.

-¿Qué presencia tienen los veterinarios españoles en el Reino Unido?
-Muchísima. Yo tengo muchos compañeros españoles, incluso de la Universidad de Córdoba, trabajando conmigo. En Inglaterra se necesitan muchos veterinarios. El problema es que estudiar Veterinaria en Inglaterra es más difícil y muy caro, no hay tantas plazas y salen pocas promociones, pero además la carrera se enfoca mucho al cuidado de los animales, el 99% de los ingleses que estudian Veterinaria quieren trabajar en clínicas mientras en España se enfoca un poco más al ámbito de la salud pública, a los mataderos y demás. Por eso, los españoles y otros veterinarios europeos están muy demandados aquí. Tener compañeros españoles te hace estar un poquito más cerca de tu tierra y son un gran apoyo cuando vives en el extranjero.

-¿Cuál es su puesto actual y en qué consiste exactamente su trabajo para el Gobierno?
-En este momento, llevo dos años y medio como jefa veterinaria de exportaciones del Ministerio de Sanidad. Trabajo junto a un equipo en la apertura de nuevos mercados de exportación cárnica desde Inglaterra a países fuera de la Unión Europea como China, Japón, EEUU, Corea… Mi función consiste en garantizar que los mataderos que exportan a esos países cumplan los requerimientos preacordados. Si China pide una serie de requisitos, yo me encargo de supervisar que se cumplan los estándares establecidos en los acuerdos bilaterales. Periódicamente, nos visitan comisarios de otros países para inspeccionar las plantas cárnicas del país, empresas privadas que visitamos para que vean que cumplen los requerimientos. También tenemos una labor de asesoramiento de las empresas para que se adapten y con ello tengan acceso a nuevos mercados que no sea la Unión Europea. Ahora con el brexit, las plantas cárnicas de toda Inglaterra están buscando nuevos mercados que no sean Europa.

-¿El mercado europeo ha pasado a ser secundario?
-Todavía está ahí, de momento, se mantiene el mercado único y no existen acuerdos bilaterales con Europa o con los países que la conforman. Eso es algo que aún no se ha aclarado. Hasta diciembre de este año el Reino Unido no estará fuera de la UE, pero parece que Europa pasará a ser un tercer país más. El brexit ha generado mucha incertidumbre y las empresas están buscando nuevos mercados entre los que figura China, que es muy atractivo por el enorme volumen de negocio que genera.

-¿Cómo ha influido la pandemia en su trabajo?
-Bueno, yo siempre estoy viajando y recibiendo a gente de fuera y todo eso se ha cancelado temporalmente debido al coronavirus. Pero esto no se puede parar, así que estamos trabajando en nuevos métodos de inspección. China, por ejemplo, quiere organizar inspecciones remotas de las fábricas a través de Zoom u otras plataformas para lo cual hay que preparar las instalaciones, dotarlas de conexiones y tecnología adecuada. Ese va a ser el nuevo futuro, no será necesario que se desplacen delegaciones para realizar las inspecciones. China es en este momento quien está liderando el cambio de modelo y yo creo que otros países seguirán el mismo camino, así que estamos estudiando las necesidades para adaptarnos.

-¿Qué echa de menos de España?
-Echo de menos a la familia y el tiempo, otras cosas como la comida no son un problema para mí. Estoy casada con un chico inglés, pero no descarto volver juntos a España. Antes de casarnos, lo hablamos, le dije que ese paso no significaba que renunciara a volver a España, nunca cierro esa puerta.

-¿Siente que el ‘brexit’ la ha alejado de su país natal?
-Para mí el brexit fue un shock desde el punto de vista emocional. Luego lo asimilas y en mi trabajo no me ha afectado, pero no me alejó de España sino de Inglaterra porque en cierto modo, sientes que no eres bienvenida en este país. Lo extraño es que eso no es lo que te demuestra la gente en el día a día, aquí te acogen superbién. Inglaterra es un país plural, multicultural y multirracial, jamás he tenido ningún problema por ser inmigrante a nivel personal o laboral, al contrario siempre suelen ser acogedores y muy agradecidos. Claro que luego las urnas parece que dijeron otra cosa, pero nunca he sentido ningún tipo de racismo o desprecio, jamás. Está claro que existe muchos otros motivos, principalmente económicos.

-Desde que salió el sí al ‘brexit’, ¿tampoco ha cambiado nada en la actitud de los ingleses?
-No, para nada. A veces puedes saber quién ha votado una cosa y otra. El que ha votado contra el brexit te lo dice, pero en mi vida personal no me ha afectado nada aunque lo cierto es que nadie se esperaba ese resultado porque no es lo que se respira en el país.

-¿Tampoco ha sentido el peso del machismo, siendo mujer, extranjera y joven? ¿Cuánto tiempo tardó en obtener su puesto actual?
-Yo creo que, en ese sentido, Inglaterra está más evolucionada que otros países. Yo no he sentido racismo ni sexismo o techo de cristal en el ámbito laboral en estos años, jamás, y eso que en los mataderos el sexo predominante es el masculino. El Gobierno inglés protege mucho a la mujer, cuida la paridad y la conciliación familiar, eso es algo que se mide mucho y el acoso o bullying está muy castigado. En cuanto a mi puesto, yo empecé de veterinaria oficial rasa, contratada por una empresa, supervisando los mataderos, y a los cuatro años ya me contrató el Gobierno como veterinaria auditora. Cuatro años y medio más tarde, conseguí el puesto de jefa de exportaciones. También hay que decir que no tengo hijos y que he estado entregada todo este tiempo a mi trabajo cien por cien, intentando aprovechar todas las posibilidades que te brinda este país, que son muchas.

-¿Tiene previsto venir a España pronto? ¿Cómo ve la cuarentena impuesta por Boris Johnson a quienes viajen a España este verano?
-Estuve en Córdoba hace una semana para ver a la familia porque no habíamos ido desde marzo y me enteré cuando estaba allí de la cuarentena. Mi marido y yo teletrabajamos así que no nos ha afectado en el plano laboral. Antes salía mucho a visitar las fábricas, pero desde que tengo trabajo de oficina, estoy mucho en casa, así que en eso no me iba afectar. Tampoco podía volverme sin pasar unos días por la playa, así que fuimos antes de volar a Inglaterra y es una pena cómo está la costa, vacía. Respecto a la cuarentena impuesta, viendo los datos, lo veo normal porque los ingleses que van a España lo hacen para disfrutar, comer, beber, salir, lo que son unas vacaciones y es muy difícil controlar eso. Lo que no sabía es que este confinamiento iba a ser más estricto que el que hemos tenido antes, que ha sido muy relajado y se podía salir moderadamente. Ahora te piden que no salgas ni a comprar en 14 días. Ese es el precio que hemos pagado por visitar España, pero no me quejo, tenía muchas ganas de ir.

-¿Podrías teletrabajar desde España?
-No, aunque teletrabajes, si tienes un puesto en el Gobierno tienes que residir en Reino Unido.

 

Publicaciones

Suscripción boletines

Asociación Española de Historia de la Veterinaria.

Contacto

C/ Maestro Ripoll, 8
28006 Madrid
secretariaaehv@gmail.com

Compártelo en...

ShareShareShareShareShareShare

Desing:factorcreativo.com