Noticias

El zorro rojo potencial reservorio del Covid-19

29/08/2022 animalshealth
ShareShareShare
 

              Redacción - 26-08-2022 - 13:21 H - 4 min.

facebook sharing button
twitter sharing button
linkedin sharing button
whatsapp sharing button
email sharing button
 

A lo largo de la pandemia de Covid-19, se informaron múltiples casos de infecciones naturales con SARS-CoV-2 en perros, probablemente después de la exposición a un humano infectado. Los perros domésticos parecen ser mínimamente susceptibles al SARS-CoV-2, como lo indican las inoculaciones experimentales que dieron como resultado muestras con PCR positivas y respuestas de anticuerpos de bajo título, pero sin enfermedad clínica ni diseminación del virus infeccioso.

Sin embargo, la capacidad del SARS-CoV-2 para infectar perros domésticos, además de varias especies de carnívoros, sugiere que otros miembros de la familia de los cánidos podrían ser susceptibles a la infección.

Es por esto por lo que un equipo de investigadores del Departamento de Agricultura de Estados Unidos y las universidades de Colorado y Queensland ha llevado a cabo un estudio de infección experimental para conocer la susceptibilidad al SARS-CoV-2 de cánidos salvajes.

Los autores señalan que cánidos salvajes como los zorros rojos (Vulpes vulpes) y los coyotes (Canis latrans), son de particular interés dada la amplia distribución de estos animales, su frecuente proximidad a los humanos y el hecho de que se alimentan de carroña o interactúan de otra manera con otras especies demostradas susceptibles, incluidos los félidos, las mofetas, los roedores y los ciervos de cola blanca.

Los zorros se han incluido en los esfuerzos de modelado y los estudios de vigilancia serológica con el objetivo de predecir los huéspedes animales del SARS-CoV-2, pero para los investigadores su capacidad para servir como huéspedes del SARS-CoV-2 sigue sin estar clara.

“Debido a que numerosas especies de carnívoros han demostrado ser susceptibles al SARS-CoV-2, determinar la susceptibilidad de otros carnívoros salvajes al virus, especialmente aquellas especies que están estrechamente asociadas con los humanos, es un paso crucial para comprender el papel que la vida silvestre podría desempeñar en su mantenimiento y transmisión”, afirman.

El objetivo del estudio fue, por tanto, evaluar la susceptibilidad a la infección por SARS-CoV-2 en 2 especies de cánidos salvajes, concretamente los zorros rojos y los coyotes.

“Las especies animales que son susceptibles a la infección por el virus representan un nicho para el mantenimiento viral y podrían servir potencialmente como una fuente de propagación viral en la población humana, como ya ha ocurrido en las granjas de visones. Las especies peridomésticas son de particular interés porque presumiblemente corren el mayor riesgo de contraer el virus de los humanos”, defienden.

LOS ZORROS ROJOS EXCRETAN VIRUS INFECCIOSOS DE SARS-COV-2

En el estudio experimental consiguieron demostrar que los zorros rojos son susceptibles a la infección por SARS-CoV-2. “Todos los zorros rojos del estudio excretaron virus infecciosos tanto por vía oral como nasal durante más de 3 días”, señalan.

En la misma línea, indican que cada uno de los zorros rojos retenidos durante 28 días mostró signos clínicos leves que se resolvieron por sí solos, incluidos letargo y estornudos, y desarrollaron respuestas de anticuerpos neutralizantes a partir de los 7 días postinfección.

Los títulos de anticuerpos de los zorros rojos fueron similares a los observados en perros domésticos infectados experimentalmente. Por el contrario, los coyotes, según el estudio, parecen no ser susceptibles a la infección por SARS-CoV-2. “Ninguno de los animales en el estudio expulsó virus detectables ni se seroconvirtió”, señalan.

“Los animales que hasta ahora se han mostrado susceptibles a la infección natural con SARS-CoV-2 también lo habían reflejado en los resultados de los estudios de exposición experimental, por lo que es razonable suponer que nuestros resultados pueden extrapolarse”, aseguran.

Por lo tanto, los investigadores consideran que se debe prestar atención a los zorros rojos al considerar las especies de vida silvestre que podrían servir como huéspedes reservorios para el SARS-CoV-2.

“Demostramos que los zorros rojos infectados con SARS-CoV-2 eliminan el virus infeccioso durante varios días en las secreciones orales y nasales; en consecuencia, se debe investigar la capacidad de los zorros rojos para transmitir el SARS-CoV-2 a otros animales susceptibles”, insisten.

Debido a que los zorros rojos comúnmente consumen otras especies que son susceptibles a la infección por SARS-CoV-2, apuntan que las interacciones depredador-presa y la recolección de alimentos podrían servir como vías para la transmisión entre especies.

“Si las especies de vida silvestre, como los zorros rojos, se convierten en reservorios de mantenimiento establecidos del SARS-CoV-2, las consecuencias podrían incluir efectos en la salud animal, el desarrollo de nuevas variantes virales y la propagación a la población humana”, concluyen.

 

 

Publicaciones

Suscripción boletines

Asociación Española de Historia de la Veterinaria.

Contacto

C/ Villanueva nº 11
28001 Madrid
secretariaaehv@gmail.com

Compártelo en...

ShareShareShareShareShareShare

Desing:factorcreativo.com