Noticias

Confirmado el primer caso de una rapaz que se come a la temida avispa asiática

01/10/2019 La Vanguardia
ShareShareShareShare

En Catalunya, los primeros ejemplares de esta avispa asiática fueron detectados en 2012. (Shutterstock)

CLICK PARA IR A LA VANGUARDIA

En los últimos 15 años, la avispa de origen asiático Vespa velutina, que se alimenta de abejas de la miel, se ha convertido en una de las peores pesadillas de los apicultores españoles, pues sus poblaciones en España no dejan de crecer y cada ejemplar de la especie puede llegar a ingerir entre 25 y 50 abejas al día.
Debido a que se trata de una especie muy voraz y agresiva, los expertos creían que no existía depredador alguno para la velutina, si bien un estudio publicado el pasado mes de febrero del que se hizo eco La Vanguardia apuntaba que sí, que esta especie invasora formaba parte de la dieta de otro animal, el abejero europeo (Pernis apivorus), un ave rapaz..

En los últimos 15 años, la avispa de origen asiático Vespa velutina, que se alimenta de abejas de la miel, se ha convertido en una de las peores pesadillas de los apicultores españoles, pues sus poblaciones en España no dejan de crecer y cada ejemplar de la especie puede llegar a ingerir entre 25 y 50 abejas al día.
Debido a que se trata de una especie muy voraz y agresiva, los expertos creían que no existía depredador alguno para la velutina, si bien un estudio publicado el pasado mes de febrero del que se hizo eco La Vanguardia apuntaba que sí, que esta especie invasora formaba parte de la dieta de otro animal, el abejero europeo (Pernis apivorus), un ave rapaz..

 
Ahora, una nueva investigación en la que han participado expertos del Instituto de Biología Evolutiva (IBE-CSIC) y de la Universidad Pompeu Fabra (UPF) confirma que estas rapaces son, en efecto, el mayor enemigo de la avispa asiática en España, ya que son capaces de depredar los nidos activos de la velutina incluso en los momentos de máxima actividad y productividad de sus colonias, que coinciden con los de mayor demanda de alimento del abejero europeo.

En los últimos 15 años, la avispa de origen asiático Vespa velutina, que se alimenta de abejas de la miel, se ha convertido en una de las peores pesadillas de los apicultores españoles, pues sus poblaciones en España no dejan de crecer y cada ejemplar de la especie puede llegar a ingerir entre 25 y 50 abejas al día.
Debido a que se trata de una especie muy voraz y agresiva, los expertos creían que no existía depredador alguno para la velutina, si bien un estudio publicado el pasado mes de febrero del que se hizo eco La Vanguardia apuntaba que sí, que esta especie invasora formaba parte de la dieta de otro animal, el abejero europeo (Pernis apivorus), un ave rapaz..

 
Ahora, una nueva investigación en la que han participado expertos del Instituto de Biología Evolutiva (IBE-CSIC) y de la Universidad Pompeu Fabra (UPF) confirma que estas rapaces son, en efecto, el mayor enemigo de la avispa asiática en España, ya que son capaces de depredar los nidos activos de la velutina incluso en los momentos de máxima actividad y productividad de sus colonias, que coinciden con los de mayor demanda de alimento del abejero europeo.


Para la elaboración del trabajo, publicado en la revista especializada Bird Study, los investigadores estudiaron de cerca, entre los años 2011 y 2018, los nidos de una población de estas aves que nidifica en los parques de la Diputación de Barcelona.

Ejemplar de avispa asiática 'Vespa velutina' en un jardín en la Costa Brava en verano de 2018Ejemplar de avispa asiática 'Vespa velutina' en un jardín en la Costa Brava en verano de 2018 (JEC)

Se fijaron en los avisperos que depredaban los adultos para alimentar a sus crías y vieron que las celdas eran de dimensiones muy grandes, con lo que sólo podían pertenecer a una especie de avispa muy rara en la zona, la Vespa crabro o ‘avispón’, o a la avispa asiática. Un análisis genético posterior confirmó que se trataba de la especie asiática.

En los últimos 15 años, la avispa de origen asiático Vespa velutina, que se alimenta de abejas de la miel, se ha convertido en una de las peores pesadillas de los apicultores españoles, pues sus poblaciones en España no dejan de crecer y cada ejemplar de la especie puede llegar a ingerir entre 25 y 50 abejas al día.
Debido a que se trata de una especie muy voraz y agresiva, los expertos creían que no existía depredador alguno para la velutina, si bien un estudio publicado el pasado mes de febrero del que se hizo eco La Vanguardia apuntaba que sí, que esta especie invasora formaba parte de la dieta de otro animal, el abejero europeo (Pernis apivorus), un ave rapaz..

 
Ahora, una nueva investigación en la que han participado expertos del Instituto de Biología Evolutiva (IBE-CSIC) y de la Universidad Pompeu Fabra (UPF) confirma que estas rapaces son, en efecto, el mayor enemigo de la avispa asiática en España, ya que son capaces de depredar los nidos activos de la velutina incluso en los momentos de máxima actividad y productividad de sus colonias, que coinciden con los de mayor demanda de alimento del abejero europeo.

Para la elaboración del trabajo, publicado en la revista especializada Bird Study, los investigadores estudiaron de cerca, entre los años 2011 y 2018, los nidos de una población de estas aves que nidifica en los parques de la Diputación de Barcelona.

Se fijaron en los avisperos que depredaban los adultos para alimentar a sus crías y vieron que las celdas eran de dimensiones muy grandes, con lo que sólo podían pertenecer a una especie de avispa muy rara en la zona, la Vespa crabro o ‘avispón’, o a la avispa asiática. Un análisis genético posterior confirmó que se trataba de la especie asiática.

Los autores del trabajo aseguran que hace aproximadamente un año que el abejero se alimenta de la velutina para alimentar a sus crías y destacan la forma del pico de estas rapaces, “perfecta”, aseguran en un comunicado del IBE, para extraer a gran velocidad las larvas de los nidos de avispa asiática.
Asimismo, el autor principal del trabajo, Francesc Xavier Macià, apunta que “estas aves tienen una habilidad extrema para localizar los nidos de las avispas construidos tanto en superficie como bajo tierra”, con lo que se erigen como el mejor aliado para controlar la población de la avispa asiática.

Aunque la velutina tiene otros depredadores en el sudeste asiático, de donde es originaria, el abejero europeo es la primera especie que se conoce en Europa capaz de depredar sus colonias. Por ello, los expertos alertan de la necesidad de retirar del medio natural los avisperos tratados con pesticidas, ya que las aves rapaces son muy sensibles a la presencia de estas substancias.

En los últimos 15 años, la avispa de origen asiático Vespa velutina, que se alimenta de abejas de la miel, se ha convertido en una de las peores pesadillas de los apicultores españoles, pues sus poblaciones en España no dejan de crecer y cada ejemplar de la especie puede llegar a ingerir entre 25 y 50 abejas al día.
Debido a que se trata de una especie muy voraz y agresiva, los expertos creían que no existía depredador alguno para la velutina, si bien un estudio publicado el pasado mes de febrero del que se hizo eco La Vanguardia apuntaba que sí, que esta especie invasora formaba parte de la dieta de otro animal, el abejero europeo (Pernis apivorus), un ave rapaz..

 
Ahora, una nueva investigación en la que han participado expertos del Instituto de Biología Evolutiva (IBE-CSIC) y de la Universidad Pompeu Fabra (UPF) confirma que estas rapaces son, en efecto, el mayor enemigo de la avispa asiática en España, ya que son capaces de depredar los nidos activos de la velutina incluso en los momentos de máxima actividad y productividad de sus colonias, que coinciden con los de mayor demanda de alimento del abejero europeo.

Para la elaboración del trabajo, publicado en la revista especializada Bird Study, los investigadores estudiaron de cerca, entre los años 2011 y 2018, los nidos de una población de estas aves que nidifica en los parques de la Diputación de Barcelona.

Se fijaron en los avisperos que depredaban los adultos para alimentar a sus crías y vieron que las celdas eran de dimensiones muy grandes, con lo que sólo podían pertenecer a una especie de avispa muy rara en la zona, la Vespa crabro o ‘avispón’, o a la avispa asiática. Un análisis genético posterior confirmó que se trataba de la especie asiática.

Los autores del trabajo aseguran que hace aproximadamente un año que el abejero se alimenta de la velutina para alimentar a sus crías y destacan la forma del pico de estas rapaces, “perfecta”, aseguran en un comunicado del IBE, para extraer a gran velocidad las larvas de los nidos de avispa asiática.
Asimismo, el autor principal del trabajo, Francesc Xavier Macià, apunta que “estas aves tienen una habilidad extrema para localizar los nidos de las avispas construidos tanto en superficie como bajo tierra”, con lo que se erigen como el mejor aliado para controlar la población de la avispa asiática.
 
Aunque la velutina tiene otros depredadores en el sudeste asiático, de donde es originaria, el abejero europeo es la primera especie que se conoce en Europa capaz de depredar sus colonias. Por ello, los expertos alertan de la necesidad de retirar del medio natural los avisperos tratados con pesticidas, ya que las aves rapaces son muy sensibles a la presencia de estas substancias.

La primera cita oficial de presencia de Vespa velutina en Europa tuvo lugar en Francia, en el departamento de Lot et Garonne, en 2005. No obstante. En 2010 se detectaron los primeros nidos en la CAPV (Gipuzkoa) y en Navarra, cerca de la frontera con Francia. En Catalunya, los primeros ejemplares de esta avispa asiática fueron detectados en 2012.

Artículo científico de referencia: F. X. Macià, et al. Exploitation of the invasive Asian Hornet Vespa velutina by the European Honey Buzzard Pernis apivorus, Bird Study, junio de 2019. https://www.tandfonline.com/doi/full/10.1080/00063657.2019.1660304

 

Publicaciones

Suscripción boletines

Asociación Española de Historia de la Veterinaria.

Contacto

C/ Maestro Ripoll, 8
28006 Madrid
secretariaaehv@gmail.com

Compártelo en...

ShareShareShareShareShareShare

Desing:factorcreativo.com